Cultura | Filosofía | Género | mundo

¿Besos legales y besos ilegales?

Filosofía y beso. En el Día del Orgullo LGBT+ condenaron a un año de prisión a una mujer por besar a su esposa.

Acercarse demasiado a una persona con la posibilidad de besarse, querer hacerlo y que sea mutuo. Eso sí es un milagro. Es la dicha realizada acción y es la acción más transformadora en la intimidad de las personas.

El labio cumple una función motora humana desencadenante. Al menos, así sostenía Aristóteles en su escrito “Metafísica Aristotélica”: “Los labios son hacedores de palabras, de cambios rupturales, que tiene su lado doctrinario pero a su vez mantiene una función tan primitiva y hermosa como la de besarse, primitiva porque responde a las ganas, a la anulación del raciocinio”.

Hasta aquí no habría negatividad sobre el hecho de besarse, bah… ¿por qué habría?.

Cuando entra la sociedad a las acciones se genera una regulación de legalidades, de moralidades y éticas que se crean en un cuarto muy oscuro con capacidad limitada y claves en otro idioma. Un lugar que conocen muy pocas personas y que se habita con humanos de traje y corbata con doble apellido y ojos color cielo. Hablan bien y piensan mal.

De repente pareciera que existe una naturaleza del todo y una creación verbal con marco de oración donde hay acciones y cosas naturales y otras que no lo son tanto.

René Descartes dijo en “El discurso del método”: “Increíblemente el mundo quiere regular lo que para el mundo es natural, más increíble es que el humano quiere regular al mundo, siendo quizá, el humano lo menos natural de la creación.

Entonces podríamos tomar la postura de aceptar que hay cosas que no se deben hacer porque no están en la naturaleza del “hombre”, colocarnos en ese rincón oscuro por lo menos un rato. Hacer esa práctica.

¿Ya estás?

Desde esa mirada deberíamos encontrar la forma de HACERNOS explicar que no somos dioses capaces de enmarcar qué es lo natural porque no existe la no naturaleza. Somos humanos con cuerpos imperfectos y perfectos a la vez que tienen ganas de estar con otras personas. Nos gustan las personas y eso es natural.

¡Que los labios del mundo se besen y que no haya solamente besos lindos y legales!

Que los que se tengan que educar sean los de traje con corbata y apellido bonito para que ese cuarto oscuro no sea más de unos pocos.

Tanto beso de judas en cualquier esquina y no prohibido….

Dejá tu comentario