Cultura | ¿Está chekeado? | Dr. O | Filosofía

Elecciones 2019: Está en vos no perder las esperanzas

El único momento en el cual no hay más esperanza es en el cual se acepta que no hay. Que los políticos no se metan en nuestra revolución.

“Hay que votar al menos malo”. “Hay que votar para que se vaya tal”. “No voy a votar a un partido que no tenga chances de ganar”.

Estamos por llegar a las Elecciones presidenciales de Argentina que serán en octubre y estas frases son las que más se escuchan a la hora de argumentar el porqué de a quién cada uno va a votar.

Qué futuro podríamos tener si pensamos en esas resoluciones y no en las propuestas de cada dirigente político. ¿Desde cuándo esos argumentos que parten de la negativa se convierten en opciones inteligentes?

Nunca va a ser una mala opción elegir a alguien que te guste aunque no tenga chances. Nunca va a ser una mala opción no votar a nadie si nadie te gusta porque de esa manera también estás adoptando una postura. Nunca va a ser una mala opción darle una oportunidad de asumir al frente de la Nación a alguien de un partido pequeño para que haya diversidad en el Congreso, si es que te representa.

No formemos parte de ese juego lamentable en el cual nos quieren hacer participar donde nuestras decisiones sean las de elegir al menos malo o de estar con el presunto ganador o, al contrario, en busca de perjudicar al otro.

No nos olvidemos que la mejor manera de revolucionar el mundo es revolucionarse a uno mismo

Si se quiere podemos no reflexionar en estas elecciones presidenciales específicamente. Considero que hay algo más profundo de fondo y que tiene que ver con la forma de resolver ciertas situaciones o ciertos momentos donde no parece haber escapatoria o, al menos, eso nos quieren hacer creer.

Noam Chomsky, lingüista y filósofo estadounidense, tenía una famosa frase: “Si asumís que no hay esperanza, garantizas que no habrá esperanza”. Me gustaría pensar que ni los políticos ni nadie podrán lograr hacernos perder las esperanzas de nuestra revolución.

Dejá tu comentario