Cultura | TANgente | Humor | Turismo

Sommelier de toilettes: "Me sacrifico por el bien de todos y voy a ver qué me encuentro"

Una jóven de 23 años se sacrifica por el bien común de la comunidad con su lema "Esto es lo que hacía falta y nadie se había dado cuenta". ¿Acaso no es importante el baño de un restaurant?

“Me sacrifico por el bien de todos y voy a ver qué me encuentro detrás de esa puerta al fondo a la derecha”, dijo Carolina Di Menna, primera sommelier de toilettes de restaurants respecto a su aventurero “juego” que realiza en instagram con su cuenta @comodondecago.

La Licenciada en Turismo de la Universidad del Salvador a partir de una situación tragicómica que vivió en el Barrio Chino, en Belgrano, tuvo una epifanía: la importancia de la higiene de los baños y que nadie habla al respecto porque aún hoy es un tema tabú.

Decidió entonces no dejar pasar la oportunidad y agarrarse de una de sus pasiones que es escribir para reseñar sus visitas turísticas: “Mi relato empieza contando mi experiencia en cada bar o restaurant. Por ejemplo, qué tomé o comí; luego ‘el llamado’ que tengo para ir al fondo a la derecha del lugar; para cerrar con el famoso lado ‘b’, el lado oscuro de todos los lugares: ¡el baño!”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

✡️HOLA JACOBA ❦ Cocina judía: Qué tienen en común el Culo con la Memoria?Los sabores de la comida de la Bobe, que te van a movilizar y hacer lagrimear ambos; emociones, entrañas y excreciones! . Luego de una tarde de desplazarme por Palermo, mis tripas inquietas y famélicas comienzan a quejarse. Volteando en la esquina de Thames, dos ancianitas se asoman respondiendo al suspiro de mi estómago, sus cachetes iluminados por el celeste de su hogar. Se trata ni más ni menos que de Anita y Sarita, Las Bobesashkenazí y sefaradí ~lo mejor de dos mundos judíos!~; con un abrazo maternal ~ y un regaño: “estás muy flaquita! Andas despechugada!”-nos invitan (o cuasi obligan) a celebrar sus festividades, plato ~oculto bajo una torre de fatays, empanadas de pastrón y un menjunje de deliciasque nunca dejan de salir del horno~ ya posado en la mesa, como habiendo anticipado nuestra llegada . Los simples mortales Goi(no judíos) quedamos anonadados ante semejante festín- La comida nunca es suficiente para la Bobe! Rodeados de joyas, halajas, manitos Hamsa y ojosque nos observan juzgantes, mientras engullimos cual barriles sin fondo el interminable manjar preparado por no una sino DOS BOBES- y que knishe te ocurra decir que estás lleno! . Un estrujón fatayl interrumpe nuestra panzada; dejo de danzar alrededor de la mesay me Goi koshiendo♀️al babagañoush, nuestro orto-no-doxo necesita desenvolver a los niños envueltos! . Espacio: Kosho dentro del Baño, la empanada de pastrón desmechandome el calzón, lista para bañar los Keppes en Limón Como entrar al living de la bobe, o a una ostentosa sinagoga; toilette digno de abuela paquetacuadros y fotos, paisajes de la siempre presente patria, motivos Judíos, mosaicos, ojitos contra el mal de Ojo -y ojete- que presencian mi escatológica ceremonia Paredes grises donde el Trono resalta como halaja coqueta heredada de generación en generación. Frente al trono, un cuadro nos inspira “SHALOM” ~ Paz... o piz✡️ Música moishe que te va a hacer bailar -o rodar en círculos cual falafel- alrededor de la mesa... y del inodoro . #BobeStyle #KnisheDeCaca #NiñosDesenvueltos#DesabrochateElLahmaJean

Una publicación compartida por Sommelier De Toilettes (@comodondecago) el

En una entrevista en Radio TANgente consideró que su forma de catar estos espacios son en base a los cinco sentidos de acuerdo al “espacio visual”, el olor, su limpieza y que tenga los componentes básicos como papel higiénico y jabón. En este sentido, consideró que el peor fue el de la reconocida franquicia ‘Kentucky’ y el mejor, hasta ahora, el del bar ‘Victoria Brown’ por su “experiencia integral”.

Escuchá la entrevista:

Embed

Dejá tu comentario